domingo, 11 de septiembre de 2011

¡200!


Y como quien no quiere la cosa he llegado a los 200 artículos - doscientas subidas a este mi blog-vuestro blog. Y brindo porque ha sido un placer arrebatarle a la nada, desde mi humilde fuego creador, un espacio de palabras que, expuestas a la intemperie, han tenido la enorme suerte de encontrar cobijo, aplauso, convergencia, divergencia, enriquecedor debate, alargamiento del discurso.

Ha merecido la pena semana tras semana dejar la puerta abierta a la entrada libre y amistosa. Y leer, con detenimiento y cierto regusto, todos y cada uno de los comentarios que siempre he agradecido, estuvieran a favor o en contra de mi manera de pensar.

Gracias por vuestra colaboración, vuestro apoyo, vuestra lectura y vuestras aportaciones y comentarios. Doble placer.

¿Seguiré contando con todos vosotros?

Yo continuaré abriendo mi ventana cada semana (ya sabéis que tengo debilidad por las ventanas) para mostraros mis paisajes, desde los que seguiré invitándoos a recrearos en ellos y sobre todo a que desde ellos nos mostréis los vuestros, vuestros puntos de vista, vuestras palabras más queridas, vuestros discursos enhebrados al calor del debate abierto, crítico y tolerante.

Y apuesto, si el tiempo no lo impide y los vientos nos son favorables, por llegar a los 400, solo y en solitario si fuera preciso, pero infinitamente mejor con vuestra compañía. Insisto que la puerta y la ventana estarán siempre abiertas, de par en par mejor, para que al final podamos decir: entre todos lo hicimos.

¿Vamos allá?

Gracias de nuevo por estar ahí, y aquí; es suficiente con un OK, adelante, hay que estar más fino, no me ha gustado, bien, mal, regular, hay otras razones y argumentos, como…, y seguirá siendo un placer teneros aquí.

Un fuerte abrazo a todos: a los primeros en llegar, a los que os habéis ido animando y a los últimos de la fila aquí que no hay filas. Os dejo con uno de mis últimos haikus:

Puedes pasar:
mi casa está encendida
la puerta abierta.

5 comentarios:

Luis del Pozo dijo...

Enhorabuena "Bloguero impaciente".
¡Qué tu impaciencia e inspiración nos sigan acompañando en este "valle de lagrimas repleto de cabreados".

Un abrazo y nuevamente mi felicitación.

nanete, Luis

El pastor de... dijo...

Ni sé, ni me importa, si llegué de los primeros o de los últimos. Lo que sí te digo es que con muchos errores, y espero que con algún acierto, soy de los que, con tu permiso, se quedan.

¡Ánimo maestro! Yo estoy dispuesto a seguir aprendiendo.

Un rural abrazo.

Gloria Rivas Muriel dijo...

Yo también me quedo. Aunque mañana me voy a Viznar. Ya os traeré un trozo de Romancero Gitano.
Enhorabuena por los doscientos y saluditos a los colegas de esta pizarra.
Bussa.

Mª Jesús Prieto dijo...

Es una suerte que tu ventana esté abierta desde hace 200 entradas...
Me asomo con deleite a ella cuando paseo por los caminos cercanos a tu casa, sentada en ese escaño que has preparado para los y las caminantes que zascandileamos en la red. Dentro, siempre hay una suave música, y el sosiego que permite reflexionar sobre cualquier cosa de la vida que preparas y colocas en la mesa redonda que ocupa el centro de la habitación. Junto al jarrón de flores.
Muchas gracias Ángel.

ÁNGEL DE CASTRO GUTIÉRREZ dijo...

Gracias, amigos y amigas del alma: Por poder leer estos comentarios tan amables, ya merece la pena seguir y seguir estando aquí y, a ser posible, semana tras semana.
Un abrazo a todos.