sábado, 23 de octubre de 2010

PALABRAS QUE ENSUCIAN EL PAISAJE

1. Las palabras del alcalde de Valladolid, León de la Riva, sobre la Ministra de Sanidad, Leire Pajín, ensucian el paisaje y lo envenenan, por todo lo que conllevan de suciedad, zafiedad y el peor de los estilos tabernarios. Ha dicho, entre otras lindezas: “Va a repartir condones a diestro y siniestro. Cada vez que veo esa cara y esos morritos pienso lo mismo, pero no lo voy a decir”. Los ciudadanos de Valladolid no nos merecemos estas declaraciones, que ya llueven sobre mojado, porque van siendo muchas a las que no acabamos, felizmente, de acostumbrarnos. Y no vale decir que tuvo mal día, que estuvo desafortunado y que ya ha pedido disculpas. No vale.
Sería muy ilustrativo recoger de la hemeroteca las perlas machistas de algunos políticos y no pocos columnistas que se han vertido también sobra la ex - ministra Bibiana Aído, por el simple hecho de ser joven y mujer, sin ir al fondo de su gestión y de su trabajo.

2. Las que asimismo, acabo de escuchar, al tomar el primer café de la mañana, y que una vez más me han avergonzado, han sido la de un paisano de esta ciudad comentando lo sucedido y añadiendo otro tipo de suciedad y envenenamiento del paisaje: “todos los políticos son iguales, ya se sabe”, y se quedó tan fresco. Pues mire no, no todas las mujeres son iguales, ni los hombres, ni los fontaneros, ni los políticos… un respeto. Los ciudadanos de a pie también debemos estar a la altura de las circunstancias en todo tiempo y lugar, incluida la taberna. Y si de tratar de enjuiciar o comentar determinados comportamientos hágase desde el uso de la razón y nunca del exabrupto casposo o del raciocinio de los tontos.

3. Y algo oído ayer mismo que me ha puesto, los pelos como escarpias, porque llevo la friolera de más de veinte años empeñado en transmitir el mensaje de que con la edad se gana en sabiduría, equilibrio, plenitud y buen hacer hasta muy entrados los años. Pues bien, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha declarado más o menos que a dónde va el Sr. Alfredo Pérez Rubalcaba, si cuando él era joven ya estaba, y ahora que su hijo se halla en la Universidad sigue estando, queriéndole largar al territorio de los dinosaurios con un similar: váyase Sr. Rubalcaba. Y eso que el Sr. Rubalcaba no ha cumplido aún los 60. Esas palabras también ensucian el paisaje por no utilizar la mente haciendo una valoración más ajustada, correcta y desinteresada, yendo por lo fino.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresentables las palabras del alcalde. Dicen mucho de él para quien no le conozca. "Muchos políticos" nos tienen acostumbrados a este nivel de indignidad y es lógico que se generalice.
Ahora la ministra Sinde castiga a todos los amantes del cine y a los vallisoletanos queriéndole hacer el vacío al alcalde y no inaugurando la Seminci a pesar de encontrarse ya en Valladolid. Bonita forma de cambiar el tono.
Las escaladas no hacen más que generar apatía entre los ciudadanos y de hacer un flaco favor a la educación "de" la ciudadanía...

El pastor... dijo...

Sólo quiero preguntar una cosa: ¿Cómo es posible que los ciudadanos de Valladolid tengan a este "ente" (acepción tercera del DRAE)por alcalde?
Y no es cosa del político, aunque alguno más hay con este estilo.Éste, hoy alcalde por la gracia de... no sé quién, le viene de ..., usando una palabra del más puro castellano, le viene decía, de nación. El chico es así.


Un abrazo

Óscar dijo...

Las palabras del Alcalde León de la Riva, a estas alturas, están bastante bien descritas. Él mismo se ha retratado con las palabras y con las reacciones. Sin embargo, de este proceso de "Berlusconización" de la política española, me parece muy grave la reacción popular, tal como refleja Ángel con su texto, con actitudes como las del ciudadano que cae en la apreciación de "todos los políticos son iguales". Yo creo que hay conceptos que en este país no están muy claros. Un alcalde, me da igual que sea de una capital de provincia como Valladolid, o de un pueblo minúsculo, representa institucionalmente al Ayuntamiento por el que ha sido elegido. Las palabras de León de la Riva, no se han dado en su ámbito privado. Las palabras del alcalde se han dado en una entrevista como alcalde de Valladolid, a un medio de comunicación con presencia nacional, y refiriéndose a una Ministra de Gobierno de una nación, de nuestro Gobierno. Por lo tanto, son palabras que se enmarcan en el ámbito institucional. Por ello, la ministra de Cultura no hace un feo ni a Valladolid ni a la Seminci, porque se trata de no asistir a un acto institucional desde el Ministerio de Cultura, en el que se iba a compartir un espacio institucional con el alcalde de Valladolid, que no olviden, nos representa. Y si el Alcalde de Valladolid representa a la ciudad de Valladolid, la ministra de Cultura, representa a la Cultura del país, a través de un gobierno que representa a todos los españoles, con lo cual, me parece muy bien que la ministra de Cultura, representando a la Cultura de España, y representando a un Gobierno que representa a toda la nación, se desmarque de un acto institucional, donde a buen seguro que el Gobierno de España ya estará representado institucionalmente por el Delegado del Gobierno en Castilla y León, o el Subdelegado del Gobierno en Valladolid.

ÁNGEL DE CASTRO GUTIÉRREZ dijo...

Gracias,siempre gracias por estar ahí, Anónimo,Pastor y Oscar:
De acuerdo con Anónimo en su primera parte del comentario, no en la segunda, porque estoy de acuerdo con Oscar al cien por cien con jun artículo luminoso y bien argumentado. Y tan es así que en lugar de callar que es lo que no sabe este alcalde ha seguido echando leña al fuego y atacando ahora a la ministra de Cultura.
Recomiendo el espléndido artículo de hoy en EL PAIS de David Trueba, Castigado sin foto. Puede encontrarse en Google.
Un abrazo

Mª Jesús Prieto dijo...

No te despidas tan pronto Angel...
acabo de leer en twitter otra barbaridad, esta vez protagonizada por Sanchez Dragó...

No te la escribo porque me da vergüenza. No sé si no te tocará escribir "palabras que ensucian el paisaje II"

ÁNGEL DE CASTRO GUTIÉRREZ dijo...

Gracias Chus: Habrá que seguir, porque esto no acaba, lo de Sánchez Dragó no tiene nombre, o sí, y agotaríamos el diccionario, es mejor que no lo hayas escrito, no ensuciemnos este rincón. Y ¿qué me dices del insigne escritor Arturo Pérez Reverte, insultando a Moratinos de la forma más machista y zafia, porque lloró, a quien ya no leo porque se cree superior y por encima del bien y del mal con el derecho de insultar a todo dios?
Ensucian elpaisaje y lo envenenan.
Besos

Anónimo dijo...

Estan muy mal esas palabras, pero peor aun fueron las de un alcalde socialista de una importante localidad cercana a madrid, quien dijo que los votantes del PP eran "tontos de los cojones".
Eso es un insulto directo a media España, no un comentario desafortunado sobre una ministra. Pero entonces, como suele hacer siempre, el PSOE calló, y el PP prótestó lógicamente, pero para nada montó una campaña como ahora ha montado el PSOE. ¡Que falta de coherencia demuestra el PSOE una y otra vez ...!
Seria bueno que el autor de este blog hubiera escrito entonces palabas parecidas ¿lo hizo?

Óscar dijo...

Entiendo que el término "tontoloscojones" son palabras que ensucian también el paisaje, tal como ha bautizado Ángel de Castro a esta entrada sobre la que debatimos. Más ensucian el paisaje esas palabras el alcalde getafense cuando se hacen también desde el ámbito institucional, como representante de la FEMP y como alcalde Getafe.

Ahora bien, si entramos en el juego del "y tu más", o de meternos todos los dedos en los ojos, pues no sé donde acabará esta dinámica. Con los dedos en los ojos todos tuertos, aunque sinceramente no creo que hace falta quedarnos tuertos, cuando hay tan pocas ganas de mirar más allá de nuestros respectivos ombligos. Ese paisaje está ya muy visto.

ÁNGEL DE CASTRO GUTIÉRREZ dijo...

Pienso lo mismo que acaba de escribir Oscar, así que gracias, Oscar, por hacerme el trabajo.