domingo, 5 de febrero de 2023

LA VIDA ES MUY CORTA...

 


Efectivamente, la vida es muy corta para tomar malos vinos y para que te entretengas en bagatelas y cosas sin importancia. Lo que quiere decir, que hay que coger al toro por los cuernos y tratar de ir a lo esencial y cuando tienes la palabra, un ejemplo, ni quedarte con ella como si solo fuera tuya ni dar rodeos sin ton ni son mareando a todas las perdices del entorno y con rapidez ir al fondo del asunto, que la vida es corta. La vida es muy corta, ya lo sabemos, pero que no nos den la matraca con ello, ni tú te entretengas en pensarlo demasiado con un cúmulo de quejas que no vienen a cuento. Camina y no te pares cada segundo a ver la hora que es ni pensar siquiera que no vamos a llegar nunca a ninguna parte.
Y en efecto, la vida es larga y da de sí, y quizá no conviene alargarla más de lo debido, y no digamos si has perdido toda autonomía, dependes de todos hasta para que te limpien los mocos y el cuerpo entero, no das un paso por ti mismo, ni puedes llevarte la comida a la boca con tus manos como Dios manda..., siendo lo más parecido a un vegetal dolorido y sufriente. Y como eso no es vida, lo mejor será que pidas la eutanasia como un derecho que te asiste, legalmente ya, por fortuna, y a otra cosa, que esto ya dio de sí lo que tenía que dar. Y si a tu lado hay quien piensa que esto no es lo correcto, allá él, tú a lo tuyo.
La vida es corta y cuando la veo con la forma de embudo, y se hace más angosta, me apresuro a no dejar para mañana lo que puedo hace hoy y a quienes me dicen que para qué quiero aprender a toca la lira, o entretenerme en las mil y una cosas que tengo a la puerta esperando, les contesto lo que Sócrates: “Para tocar la lira antes de morir”, y ya sabía que estaba condenado a muerte y que le quedaba un solo día de vida. Y me pongo a la tarea en la que estoy metido de pies y manos sin pensar en el mañana. Y me atengo a mi lema: Carpe diem.
La vida es lo suficiengemente larga como para poder dejar poso, peso y medida, pequeñas lecciones sin pretenderlo, pensando que son lección y provecho para uno mismo, pensar bien y a derecho, sentir con hondura, aprender a usar las buenas y bellas palabras del diccionario, caminar recto sin prisas, pero sin pausa, dar a cada día su afán, que ya es bastante, pero lo más que pueda, sin escaquearme a la hora de pagar, y arrimar el hombro, competir lo menos y compartir lo más, repartir al menos algo, alargar la mano más para dar que para recoger y donar parte de mi tiempo y, por encima de todo, darme.
Y puesto que es corta, está más claro que el agua clara, toma los mejores vinos, siempre que el bolsillo y el estómago te lo permitan, baila suelto, o agarrado, mejor, para los de mi edad, abre la ventana y toma el aire que la vida te regala y lánzate a conquistarla, si no toda, que es mucho para uno solo, lo que te haya tocado en suerte. Y siempre alégrate, porque como escribe, al final de un poema sobre la muerte, la gran Wislawa Szymborska: “Lo ya vivido / no se lo puede llevar”.
https://youtu.be/s1zRtjZi1Bk Rafael Berrio – Simulacro. ¿Y si resultara que me estaba esperando esta canción nada más terminar el artículo de hoy? Profunda la letra y honda la música.

jueves, 2 de febrero de 2023

EN DEFENSA DEL AMA DE CASA

 


La imagen es un dibujo (magnífico por cierto) de un niño de la India (12 años), quien oía siempre a su padre decir que su esposa "no trabajaba" y "se quedaba en casa". En cuanto la he visto me he dicho rápidamente: eso no puede quedar así, sin más, sin mi artículo de marras al respecto porque, además de excelente el dibujo es una crónica perfecta y ajustada a la realidad.
Te ruego hagas el esfuerzo que acabo de hacer para conseguir una lectura atinada de lo real basada en hechos, actos de la pura cotidianidad que valen más que diez mil discursos y noventa mil palabras, pero ojo, las palabras a que ello da lugar pueden valer por lo menos tanto o acaso más de mil y noventa mil. Las tuyas y las mías, un suponer:
Recoge los huevos que han puesto las gallinas, y en el algún momento tendrá que limpiar el gallinero; desde la puerta de su casa está ojo avizor paa cazar la pieza que pasa por los cielos y llevársela a la cazuela, que son muchos a la mesa; hace la compra en el mercado callejero; ordeña la vaca sin que se la caigan los pendientes y los anillos; lava y peina a la niña antes de ir a la escuela; tiende la ropa; cocina; friega y se deja ayudar por la hija mayor; recoge los frutos de los árboles; saca el agua del pozo y lava la ropa a mano; lava al bebé en un cubo de agua porque aún no hemos llegado a tener un baño, una ducha o una bañera como Dios manda y los hombres y los gobiernos se hacen los tontos para no tener que hacer baños decentes a esas mujeres..., y más cosas que no sé descifrar. Igual-igual que el larguísimo listado de Saramago sobre las tareas que hacía su mujer, mientras él se dedicaba a escribir, reonociendo avengozado que era lo único que sabía hacer. Menos mal que, poco a poco, muchos nos hemos ido poniendo las pilas, ya era hora, ademas de trabajar fuera o dentro, escribir, jugar la partida, ir a cazar, etc. etc. y así vamos compartiendo, no simplemente echando una mano, y haciendo las cosas de la casa sin necesidad de ir a Salamanca a adiestrarnos, para planchar, hacer la cama, la comida, si no todas, al menos algunas, o todas, sin más, y muchas cosas más para que todo funcione y recaiga en las espaldas de la pareja, y si hay hijos e hijas en las de todos.
Es la lección de un niño de la India de 12 años que ha plasmado la dura y cruda realidad de lo que tiene todos los días delante de sus ojos, escandalizado de oír decir a su padre que su esposa no trabajaba y se quedaba en casa. ¿Sin trabajar? ¡Cuánto descaro, sinónimo de desvergúenza, desfachatez, frescura...!
https://youtu.be/xns4Vkmt-u4 Wieniawski - Romance sans Paroles et Rondo elegant, Op. 09, Zuzanna Przystałowska – violin. No es mal romance para una ama de casa.
https://youtu.be/TCKWBMaTBk4 Wieniawski - Violin Concerto No. 2, Op. 22, Emilia Zielińska - violin

domingo, 29 de enero de 2023

EL DULCE PASO DEL TIEMPO

 


El pie de foto no dice más que “Amigas y alumnas de EGB, y 35 años después”. Es suficente, labor de los mirones es contemplar bien las fotos y constatar los frutos del tiempo sabrosamente. La diferencia, que la hay, está en la distancia que hay del capullo a la rosa en su plenitud.
La imagen de arriba invita a soñar en el futuro, seres en potencia, y con un futuro que estará de su lado aunque esté lejos como la línea del horizonte. ¡Cómo les va a ir mal! Podría, pero quiero y deseo pensar bien. Y acierto. Y el futuro se ha hecho presente, las sonrisas son más potentes, más totales, más compartidas y hasta la de la izquierda que le tenía miedo, ahora que ha llegado a esa edad del momento álgido y la meta conseguida, cercana a los 50, acompaña a sus amigas y su risa se viste de armonía gozosa perfecatmente acoplada. Ninguna disonancia.
Y uno que le está dando siempre mil vueltas al tiempo, más a medida de estarlo viviendo la tira de años, disfruta viendo el crecimiento veloz de los árboles en primavera, observando cómo se dan prisa en vestirse de nuevo, florecer y dar fruto abundante los que están llamados a ello. Como cuando el bebé se hace adolescente, se enamora, comparte casa, vida y amor fecundado y va terminando de forma digna y armoniosa sus días. Como esas niñas de EGB, se decía entonces así, yo hice magisterio bajo aquellas siglas, ya lo han olvidado pero un hilo sutil, pero recio a la postre, las ha ido uniendo y fortaleciendo su amistad y su risa acompasada. Ya tiene un mayor peso la vida por proyectos realizados, experiencas consolidadas, un pensamiento propio sobre las cosas y una mayor seguridad en sí misma El tiempo las ha hecho fuertes y siguen apostando por la vida, la suya, y quién sabe todo lo que cada una lleva consigo por detrás y por delante y a ambos lados. A buen seguro que mucho y bueno, dada la compostura, la solidez y el aplomo en sus miradas al horizonte que se abre de nuevo. Brindo por ellas y su futuro y les deseo lo mejor. Y verlas dentro de otros 35 años, con similares sonrisas, pero más hondas hacia dentro y más explosivas hacia fuera... ¡qué placer!
https://youtu.be/WCW2Ups96nc Lindsey Stirling - I Saw Three Ships // Irish Dance. Una danza preciosa de adolescentes para la 1ª imagen y para que las de la 2ª recuerden su adolescencia.

jueves, 26 de enero de 2023

NO LE TIENE MIEDO

 


No le tiene miedo, y me pregunto por qué será, porque le ha clavado la mirada y le está echando, pareciera, un pulso. Pero más bien, ¿no será que le está dando lástima al verle atado como a un perro? Porque pequeño como es y diminuto, no quiere decir que sea tonto, y no lo es, tiene ya sentimientos profundos y sabe distinguir a un hombre de pelo en pecho, casi como un gigante, alguien que podría ser su padre y su padre no le das ningún miedo. El escultor ha sido genial, además de la escultura hecha, porque ha previsto que más de un niño se acercará a hacerse las enormes preguntas que a esa edad se pueden acometer.
- ¿Qué haces ahí?
- ¿Quién te ha atado de ese modo?
- ¿Quieres que te suelte?
- ¿Quieres que llame a mi padre para que él, que lo puede todo, lo haga?
- ¿Te han hecho daño?
- ¿Te dolió?
- ¿Lloraste mucho?
- ¿Por qué lo han hecho?
- Y ¿dónde están los que te ataron?
- No son buenos, ¿verdad?
- Me parece que va a ser mejor que llame a mi padre.
Una vez más, mi amigo Josean, José Antonio Fernández Trejo, poeta inquieto, fecundo y generoso, y fiel cronista de Valoria la Buena, me ha enseñado la puerta de salida con estas originales y medidas palabras: Estoy seguro que a esta tremenda imagen, nuestro amigo Ángel de Castro le inseminaría con el poder de su palabra, toda esa fuerza que transmite. Y le he contestado a vuelta de correo, como es mi costumbre: Gracias, me gustaría, pero no sé, no sé, habrá que intentarlo, porque es tremenda la imagen, sí, y si me sale con barbas... Por lo pronto ya la he guardado. Esto le decía y me puse a ello, y esto es lo que salió, pero no por el poder de mi palabra, que es minúsculo, sino de mi humilde voluntad y atrevimiento, y ya digo, no sé si con barbas... Si las tiene, San Antón, y si no, la Purísima Concepción, que aprendí de pequeño. Qué cosas.
Pero yo le diría lo que a esta edad puede y debe entender, que eso está mal hecho, que no se debe atar de esa manera ni a un perro, y que los que lo hacen son unos canallas, como a los que lo piensan. Más tarde, cuando vaya adquiriendo juicio crítico y comience a disfrutar del pensamiento propio, sabrá que el hombre ha nacido para ser libre y debe gozar de ese derecho, que la exclavitud ha sido una lacra terrible de la humanidad, que el maltrato a un ser humano es degradante para el que lo comete y aniquila al maltratado y que todas las razas humanas son iguales en dignidad y derechos, etc. etc. Pero será mejor volver a contemplar detenidamente la imagen. Dice tanto...
He cumplido, pero no sé si era esto lo que esperabas, Josean, lo que esperabais quienes me leéis. De todos modos, gracias por haber llegado hasta aquí, que no es poco.
https://youtu.be/k76BgIb89-s Los Ángeles Azules - Nunca Es Suficiente ft. Natalia Lafourcade (Live) ¡Ay cómo canta esa pequeña-enorme cantante mexicana!

jueves, 19 de enero de 2023

NO DESDEÑES TU LUZ, POR PEQUEÑA QUE SE SEA

 


Lo he dicho ya, de una o de otra forma, después de escribir más de dos mil artículos me doy cuenta de que todos se reducen a uno -ya lo ha contado alguien antes-, eso hacían los impresionistas, cien veces llegó a pintar el atardecer alguno de ellos, pero cada atardecer era distinto, la luz no se queda quieta, como no se queda inmóvil el río, todo fluye, todo cambia, recuérdalo. Por eso no me importa repetirme, habrá otra luz, otra imagen similar, parecido contenido, todo igual, pero diferente, siempre me opuse a aquello de que “no hay nada nuevo bajo el sol”, porque insistí: todo puede ser nuevo cada día... y cada instante, añado hoy. Vamos allá:
... No desdeñes ser la luz de una bujía, no todos pueden ser una estrella. Porque da tanta luz la humilde luz de una bujía en plena noche, que de imbéciles de tomo y lomo sería despreciarla.
No maldigas la noche porque fue en noches de amor donde fuimos engendrados y es así como pudimos disfrutar del mayor regalo de los dioses o del azar: la vida.
No desprecies cualquier palabra del diccionario, y menos si es humilde: pizarrín, tabas, rayuela, aro..., capaces de rescatar y poner en pie toda la niñez perdida y valen más que las grandilocuentes, eso hacemos en los talleres de escritura creativa, logrando escritos dignísimos que a mí me asombran.
Leo en la prensa que Carl Lewis, “el Hijo del Viento”, famoso atleta, fracasó como actor, cantante y político. Pero ya ves: como deportista de élite consiguió nueve oros y una plata alímpicos. Y considerado por muchos como el mejor atleta de siglo XX.
Nunca digas de esta agua no beberé, ni este cura no es mi padre, porque a la vuelta de la esquina, si estás muerto de sed, bebes lo que te encuentres, y lo otro... misterio, misterio.
Llegó el sabio Georges Bataille y dijo aquello de: “en el interior del ser humano habita una bestia”, pero se le olvidó añadir que en todo ser humano habita un ángel, y así queda mejor y más ajustado a la verdad.
No intentes llegar a ser Einstein, Mozart, Mexi, Picasso..., intenta, más bien, sí, más bien, llegar a ser lo más y mejor que puedas. Y olvídate de las estrellas. Sé tú mismo, dijo otro sabio, y la clavó.
No desestimes la belleza de una flor, la lluvia que cae sobre el asfalto y la tierra, el trabajo más humilde de quienes sostienen el país, apto para pasar revista..., algunas cosas más y en esa línea mantienen bello y habitable nuestro mundo y no solo por el trabajo de las multinaciones.
Aprecia, admira, mima tu luz y la luz de los otros y, con ello y poco más, das sentido a tu vida.
https://youtu.be/xqTxsuHAqFA Gal Costa - Tema India. Gal Costa, una de las grandes voces de la música brasileña, falleció el pasado noviembre a los 77 años en São Paulo. Puedes admirar y disfrutar esta bellísima canción.

lunes, 16 de enero de 2023

DÍA INTERNACIONAL DE LA CROQUETA

 


Diario del atardecer - 16 de enero
Acabo de descubrir que hoy es el día de la croqueta con la que llevo metido, experimentando, más de un mes, yo que lo tenía prohibido, porque no la toleraba, y así casi más de 40 años, hasta que aprovechando que la leche sin lactosa es lo que últimamente usamos en casa, me dije: y ¿por qué no pruebo a hacer mis croquetas? Y con las de hoy ya van cuatro, tres de pollo y esta última de atún y huevo duro. Disfruto haciéndolas, aprendiendo y mejorando, y sobre todo degustándolas, las recientes y las congeladas, porque ya que te pones, que dicen las cocineras, haces una buena tanda y te encanta tenerlas ahí dormidas para sacarlas a freír en cualquier momento. Y voy aprendiendo, los dos primeros días no me unté de aceite las manos a la hora de formarlas y conformarlas a mi gusto y se me llenaban los dedos y toda la mano de masa, qué mal, hasta que leí lo del aceite y les das la forma que quieras con enorme facilidad. Y así todo lo demás. Me están esperando las de bacalao y las de jamón, que pronto experimentaré. Una gozada. Y yo sin probarlas, años y años y más años.
Así que ya sabes, si gustas, será un placer compartir. Ricas-ricas, te lo aseguro. Y si después de cenar escuchamos esta melodía ni te cuento.
https://youtu.be/Wrg0_6Whr7M Dmitri Shostakovich Romance.

domingo, 15 de enero de 2023

¿ES LA VIDA BELLA?

 


Salvador Pániker escribió que no hay que autoinculcarse la idea “estulta” de que la vida es bella. “La vida puede ser bella o atroz, o meramente anodina. Depende”.
Dejo a Pániker -leos sus diarios estos días- que ya ha hecho lo más importante con esa sola frase, para lanzarme a la piscina, a solas, y ahora yo soy el que debo bañarme, estar simplemente, contemplar el agua o hacerme diez largos.
Repitamos: “La vida puede ser bella o atroz, o meramente anodina. Depende”. Ese depende es genial, aunque los gallegos que lo usan mucho pueden conseguir que se te atragante un tanto el dicho, dicho a todas horas.
Qué duda cabe de que la vida puede ser, y lo es, bella, sin la menor de las dudas. Cuando todo te va bien, es todo de color de rosa, apruebas los exámenes, tienes éxito rápidamente, te casas con tu gran amor, tenéis hijos, buena casa y buena calefacción en estos crudos días de invierno, y la vida no te llega con enfermedades de todo tipo, nada de nada sombrío y materia de queja. La vida te es bella. Es bella. Nada que objetar, sino celebrarlo a solas..., y si es en compañía, mucho mejor.
Y no hay duda alguna de que la vida es muy perra, espantosa y hasta miserable. O puede llegar a serlo, que me da igual, puesto en la piel de quien la sufre así. Con solo darte una vuelta por los hospitales, las residencias de ancianos, y no digamos al espacio designado a los más dependientes, algunas chabolas no muy lejos del centro de tu ciudad, sin hablar de los países del tercer mundo..., basta para darte cuenta de que la vida es y puede ser de todo, menos bella. Dura, aciaga, indigna, atroz, sin vuelta de hoja. Y que de estar en ella te darían ganas, muchos días, de marcharte por la puerta falsa. Y no digamos cuando se te muere un hijo o una hija como en el caso de Pániker:
“Papá me encuentro muy mal, papá, me voy a morir”, dice ella, Mónica, la hija de Pániker. Y yo, (su padre); “No digas eso, que me haces daño”. Ella: “Pues no me voy a morir”. Pero el daño está hecho, y yo gimo solitariamente, se me saltan las lágrimas... Cualquier clase de dios desaparece. La enfermedad de mi hija es la cosa que más me ha hecho sufrir en esta vida. En esta condenada y aberrante vida... El sufrimiento a veces es tan intenso que no puedo hacer otra cosa que sufrir”. Quien lo ha sufrido lo sabe mejor que nadie.
O meramente anodina, que ya es desgracia, un poco como aquello de como no eres frío ni caliente te vomitaré de la boca del último libro de la Biblia, pero sin esas ínfulas apocalípticas. Pero sí, la vida puede ser anodina, y gris, y sin alma ni pasión, y casi hasta llegar a no merecer la pena, ni de conocerla ni de ser de su bando. Porque para qué una compañera que maldita la gracia... Ya te digo: ¿Es la vida bella? Pues mira: depende.
https://youtu.be/xqTxsuHAqFA Gal Costa - Tema India. Gal Costa, una de las grandes voces de la música brasileña, falleció el pasado noviembre a los 77 años en São Paulo. Está claro que con melodías como esta, uno se agarra a la vida.