miércoles, 26 de diciembre de 2012

LA DICHA DE PENSAR EN OTRAS VIDAS O LA FELICIDAD DE LA DESOBEDIENCIA




Regalo de una amiga que me pidió una historia


 “¿Qué sería de los niños sin la desobediencia?”, Jean Cocteau

Estaba harto de obedecer a su hermana mayor, que no hacía más que regañarle porque no podía estarse quieto y pareciera que tenía el demonio en el cuerpo, hasta que, llevado por la innata curiosidad, tras un salto del tigre salvaje que llevaba dentro, se subió a la gatera con la idea de ver otro mundo distinto, no tan aburrido, oscuro y maloliente.

Y fue una gozada lo que vino tras la desobediencia, pasa a veces entre los humanos (1): nunca se sintió tan feliz al ver la claridad del cielo, el fresco olor de la mañana recién nacida, la gente que iba y venía con prisa a sus asuntos, los niños con la primera sonrisa y los libros en la mochila, camino del colegio, y sobre todo ver pasar a una gata, más o menos de su misma edad que lo dejó hipnotizado por la hermosura de su pelo y una mirada confiada y melancólica. Su mirada se detuvo en ella y pensó por un instante que no le gustaría nada más en la vida que hacerse su amigo, para recorrer la calle todas las mañanas, las tardes y las noches, al tiempo que le recorría por el lomo una culebrilla como si de una bandada de pájaros cantores se tratara.

Y se quedó así largo rato hasta que se le entumecieron las patas, volvió a su rincón, pero jurándose a sí mismo, como agente y testigo, de que volvería y, quién sabe si no tardando mucho, se iría de largas correrías y aventuras picantes.

... Así que, como en el relato del joven cangrejo de Rodari, te deseo de todo corazón: suerte, hermano pequeño, y que la vida te regale felices aventuras.

(1)  Con la obediencia pasa a veces lo que pasa: “Históricamente, las cosas más terribles (guerra, genocidio, esclavitud) resultaron no de la desobediencia, sino de la obediencia”, Howard Zinn, historiador.

2 comentarios:

Mª Jesús PRIETO dijo...

Qué buen punto el (1).
No deberíamos olvidarlo nunca.

Y casi, como respuesta a tu entrada de hoy, acabo de leer esto: http://www.publico.es/espana/204173/el-gobierno-pretende-multar-con-sanciones-de-hasta-10-000-euros-a-quien-de-cobijo-a-un-inmigrante-en-situacion-irregular

Gracias Angel.

ÁNGEL DE CASTRO GUTIÉRREZ dijo...

La cita es impagable, estoy contigo, Mª Jesús, no deberíamos olvidarlo jamás.
Un abrazo